Contáctanos: (55) 9172-1478
Desde el exterior: +52 (55) 9172-1478
contacto@spsolutionsmx.net

Las APIs nos han dejado mudos

Parte de esa idea se la robé a un buen amigo de nombre René Figueroa. Él en un blog post de hace unos años, describía como el internet y las apps móviles lo habían dejado mudo.

Las API nos han dejado mudos

Él lo explicaba como parte de una experiencia que tuvo al viajar hacia San Francisco, CA. Lo contaba mas o menos así:

  1. Tomé un UBER para ir de mi casa al Aeropuerto
  2. Hice check-in durante el trayecto, a través de la app móvil de la aerolínea
  3. Al llegar a San Francisco, me pedí otro UBER para ir a mi hotel
  4. Durante el trayecto del aeropuerto hacia el Hotel, hice check-in con la app del hotel.
  5. Llegué al hotel y con el código que me generó el check-in, me dieron las llaves de mi habitación

Él nos decía: no tuve que platicar con nadie.

Ahora bien, la idea no es resaltar que ya no hablamos con los demás. Que nos hemos vuelto una sociedad limitada a convivir con el celular. ¡No! Esa no es la idea. La idea que quiero transmitir es la siguiente:

Las APIs nos permiten hacer todo eso, nos facilitan actividades de nuestra vida cotidiana. Gracias a las APIs es que los usuarios han logrado comodidades que antes era difícil alcanzarlas:

  1. UBER. Pedir un auto en cualquier lugar. En México, al menos, no importa en dónde lo pidas, si quieres que se meta a tu garaje a recogerte, lo hace.
  2. UBER eats. No solo te recogen, te llevan a la comida =)
  3. NETFLIX. En cualquier dispositivo, disfruta de las series de TV favoritas. O ya ahora, de contenidos particulares que ofrece la plataforma
  4. Aplicaciones en las ciudades para encontrar baños (esa la hizo mi amigo Isaac Ruiz, alias RUGI). De manera que “si te anda del baño”, puedas usar tu app para ver en dónde está el baño mas cercano
  5. WAZE. Actualmente la gente le cree mas a WAZE que a cualquier persona que dice conocer la ciudad (cualquier en el mundo)
  6. Twitter, Facebook, Linkedin. Cualquiera de estas publican sus APIs, para que tú, a través alguna otra APP, puedas hacer publicaciones al alcance de un click.
  7. Aplicaciones móviles en general: para revisar el tráfico de la ciudad; para levantar una denuncia; para comunicarte con el City Manager
  8. Los Gobiernos exponen sus APIs, para que terceros se enchufen a ellas y el ciudadano pueda hacer trámites mas cómodamente y no tener que hacer largas filas
  9. Los establecimientos/restaurantes consolidan sus programas de lealtad, para que puedas gozar de los beneficios de ser un cliente de las grandes cadenas famosas como Burger King, Domino’s, Italliani’s, etc. En México esto ya pasa. De manera que, si te compras un café en Starbucks, eso te acumula puntos para que luego los uses en Burger King, por ejemplo. ¿Cuándo había pasado esto antes?

Las API's nos han dejado mudos

Y mi décimo ejemplo es probablemente mi favorito:

Que una máquina te haga de comer como si fueras a un restaurante famoso. ¿Cómo? ¿Qué está diciendo este loco ahora?

Sí, existe algo de nombre Thermomix. Es un electrodoméstico que es capaz de cocinarte. Tú solo le pones los ingredientes, y él hace la preparación para que el esfuerzo sea mínimo para cocinar. Y no cosas simples, sino: Pozole, Albóndigas, Postres, Pasteles, etc.

Esa cosa parece que ya tiene la capacidad de conectarse a internet para consultar recetas nuevas, ¿cómo creen que lo hace? A través de APIs.

Las API's nos han dejado mudos

Las APIs están cambiando la forma en la que vivimos. Tal es el caso que se ha vuelto parte de nuestro vocabulario cotidiano. No solo de los técnicos, si no del común de la gente.

Hace no mucho tiempo en un programa de radio, escuchaba la entrevista a una empresa que estaba en el desarrollo de una aplicación móvil que valida si un policía de tránsito es capaz de multarte mientras recorres las calles de la ordenada ciudad de México.

Ella era de marketing, se presentó como la encargada del marketing de la aplicación. Ella decía: “…en realidad estamos a nada de sacar esta app, que le servirá al ciudadano de cuidarse que un policía lo multe, cuando éste no tiene la facultad de hacerlo…” y continuó “…lo único que nos falta es que la Policía nos publique una API/Web Service para consultar la base de datos de los Policías de tránsito…”. Ella usó el término API/Web Service como algo normal, como algo que el público en general debía entender o reconocer.

Bien, pues esto es una realidad, las APIs están cambiando nuestra forma de vivir, nuestra forma de expresarnos. Están cambiando la exigencia de los usuarios para el uso de la tecnología. Luego escucho a a mis amigos que mencionan mientras juegan Nintendo o cosas así: “¿Por qué no podemos publicar esta parte en específico del juego directamente en youtube?”.  Digamos que hay una exigencia. O bien niños de menos de 10 años que exigen ver programas de netflix en el momento que quieren. O bien que les pones la TV regular y les extraña que no puedan elegir la caricatura y programa que desean ver en ese momento.

Nunca antes en la historia de la tecnología, los programadores habían tenido al alcance tantos activos para crear software nuevo. Las APIs están ahí, listas para usarse. Los desarrolladores tienen sus manos llenas para poder crear aplicaciones, software que cambie al mundo. Tienen al alcance de sus dedos el poder de llegar a todo el mundo al construir algo, que una a diferentes APIs y que le dé un beneficio al consumidor. Las apps móviles son masivas, no se limitan a que sean usadas por una población en particular, pueden ser usadas de manera global. Un joven de menos de 15 años puede estar programando algo desde su casa, interactuando con diferentes APIs: de google, Facebook, twitter, Netflix, etc y construyendo algo que al siguiente día pueda estar cambiando la forma en la que vivimos. ¿No es algo fascinante?

Las API's nos han dejado mudos

Las APIs han estado ahí desde el inicio de la programación, pero las Web APIs simplemente han creado una nueva economía. Una economía que beneficia al consumidor, al programador, al que las publica. No es una economía unilateral en lo absoluto.

Las API's nos han dejado mudos

Hace un año, en conjunto de un par de colegas, escribí este libro:

Las API's nos han dejado mudos

Al hacerlo pensaba que este tema podía ser uno que estaría en la conversación por muchos años en adelante, y parece que así será. Vivimos ya en un mundo de APIs, en una economía de APIs.

Conéctate con nosotros

facebook
twitter
linkedin
Aviso de privacidad